El fracaso del federalismo

No se si sea cada seis años o todos los dias cuando me doy cuenta que la falta de valores civiles y de reconocimiento a las instituciones se acrecenta en este país. El desconocimiento total de los conceptos minimos que fundaron el Estado Mexicano es de alarma.

Existen ciudadanos que creen que el Presidente de la Republica es la fuerza suprema de este país y que recae en él la decisión de “justicia” para los mexicanos. ¡Gran error!

La división de poderes establece un mecanismo entre la Federación y los Estados de una situación de pesos y contrapesos que permiten la pluralidad política. Algunos ilusos piensan que son “comprados” los demás entes (judicial y legislativo) por el ejecutivo y que esto genera la situación de que “unos pocos mandan” en el país.

Los recientes movimientos por parte de los maestros son un ejemplo claro de la fragilidad de nuestro federalismo. Un grupo pretende desaparecer poderes por el simple hecho de no estar de acuerdo con una decisión constitucional como es la reforma en materia educativa.

Creo que es necesario que contemplemos una nueva perspectiva de federalismo donde podamos incluir al Municipio y comunidades como parte de una integridad nacional. Si queremos empezar a respetar la Constitución debemos empezar por informar de que se trata.